Cómo es la alimentación de un perro de raza grande

La alimentación para los perros es muy importante, al igual que para nosotros. Es fundamental aportar una buena alimentación de calidad y cantidad a nuestro perro para que no solo se desarrolle adecuadamente, sino también para que esté sano.

Para escoger el tipo de alimentación que le hace falta a nuestro perro es imprescindible saber que no se puede dar el mismo tipo de alimentación a un perro de raza pequeña que a uno de raza grande, por tanto lo primero que tenemos que tener presente es el tipo de perro que tenemos.

Por ello, a continuación nos vamos a centrar en el tipo de alimentación que debemos suministrar a los perros de raza grande.

¿Qué perro es considerado raza grande?

Antes de empezar a determinar qué tipo de alimentación debemos suministrar a nuestro perro, tenemos que saber si éste pertenece a una raza grande o no.

Por raza grande se entiende a todo perro que supera los 40 cm de altura. Entre las razas más conocidas tenemos: Gran Danés, Husky, Bóxer, Pastor Alemán, Dogo, Labrador o Golden Retriever, entre otros.

También podemos meter en este grupo las razas de perros gigantes, que son aquellos que pueden alcanzar los 65 cm de altura, como el San Bernardo o el Gran Danés.

Las razas de perros grandes tienen el metabolismo más lento, por lo que necesitan tener un habito de comidas diferente al resto de los perros. Además, llegan a la edad adulta más tarde que los demás perros, algo que también afecta al tipo de alimentación.

Edad del perro

Uno de los elementos primordiales para determinar el tipo de alimentación que hay que suministrar dentro de las razas de perros grandes es la edad del mismo, puesto que no es lo mismo alimentar a un cachorro que a un perro adulto. Es más, los perros de raza grande crecen más despacho algo que afecta directamente en su alimentación.

Cuando el perro es cachorro habrá que suministrarle una dieta baja en materia grasa y controlar la dosis, ya que es muy común que se suela dar varias veces comida y acabemos provocando un sobrepeso al perro.

Por el contrario, cuando el perro se encuentra en la edad adulta debemos aportarles un pienso de fácil digestión y con un alto contenido en calorías e  incorporar alimentos antioxidantes naturales.

Por último, cuando el perro ya es sénior es aconsejable incorporar una alimentación completa, rica en minerales, para así reforzar el sistema inmunológico.

¿Qué cantidad debemos suministrar?

Una vez hemos tenido en cuenta la edad de nuestro perro, para saber qué tipo de alimentación le hace falta debemos concretar las veces que le damos de comer y la cantidad.

En este caso también se va a determinar según la edad del mismo.  En el caso de que nuestro perro sea aun cachorro deberemos darle 3 raciones diarias, siempre teniendo en consideración las indicaciones de cantidad que nos pone en el saco del pienso.  Una vez que ha cumplido el sexto mes ya se puede disminuir las raciones y darles dos diarias.

Si nuestro perro es adulto, lo más normal es suministrarle la alimentación en dos dosis diarias.

Recomendaciones

En muchos casos se recomienda suministrar suplementos nutricionales a los perros. No obstante, no para todos es beneficioso. Es más,  a los perros de razas grandes no se les recomienda administrarles suplementos. Tal es así que en el pienso tiene que haber menos de un 1.8% de calcio y menos de 1.6% de fosforo.

Otra de las recomendaciones que es preciso tener muy en cuenta es que no debemos dejar que nuestro perro realice ejercicio intenso ni antes y ni después de comer, ya que puede sufrir una torsión gástrica.

Relacionado con la torsión gástrica,  es recomendable que cuando el perro llegue a la edad adulta el comedero y bebedero se encuentre más o menos a la altura de su hocico para que no fuercen  la postura y les pueda provocar esta enfermedad.

Con todos estos consejos, esperamos que tu perro de raza grande crezca sano y fuerte.

¡Compártelo!
Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail